lunes, 8 de agosto de 2011

QUE DAÑOS CAUSAN LAS DROGAS




La marihuana es una planta que generalmente se fuma como cigarrillo. Entre sus nombres más comunes en español se encuentran "mota", "mafu", "juana", "juanita" y "hierba". Los cigarrillos de marihuana se conocen como "cartuchos", "churros" o "yoints". En inglés, con frecuencia se la conoce como "primo", "weed", "herb", "smoke", "dope" y "grass" y los cigarrillos se conocen como "joints" o "blunts".


Muchos creen que la marihuana no es dañina, pero no saben que afecta a la memoria de manera que un estudiante que consume marihuana puede tener problemas para recordar lo que aprendió.blemas para recordar lo que aprendió.


La marihuana puede:
·                               Interferir con la capacidad para recordar información nueva.
·                               Entorpecer los reflejos, lo que puede afectar el desempeño en los deportes y otras actividades físicas favoritas.
·                               Causar depresión y nerviosismo o la sensación de que algo malo va a pasar.
·                               Causar problemas similares a los de fumar tabaco, como la bronquitis y las infecciones pulmonares.


La cocaína es una droga derivada de la planta de la coca y generalmente tiene la apariencia de un polvo blanco. El polvo de la cocaína se inhala a menudo por la nariz o se puede disolver en agua e inyectarse en las venas. Algunos términos comunes para describirla en español son "talco", "nieve" y "coca". En inglés a menudo se conoce como "coke", "snow", "blow", "lady" y "flake".´

La cocaína también se usa en forma de pequeños cristales que se fuman. Estos se conocen como "crack", por el sonido crujiente que hacen cuando se calientan. En español se conoce como cocaína "crack" o "cocinada". En inglés se conoce como "rock" o "freebase".

La cocaína puede:


·                               Causar un "antojo" o deseo intenso por la droga, que puede llevar a un comportamiento compulsivo de consumo de la misma y que a menudo también es la causa de las recaídas cuando se está tratando de evitar su consumo.
·                               Causar "tolerancia", lo que significa que la persona que usa la droga necesita dosis cada vez más altas de la misma para sentir un efecto igual o parecido al que sintió las primeras veces que usó la cocaína. Eventualmente el usuario también puede llegar a necesitar la droga sólo para sentirse normal o para evitar sentirse irritable o deprimido.
·                               Contraer los vasos sanguíneos, lo que hace que el corazón trabaje y lata más fuerte.
·                               Causar espasmos musculares, dolor de pecho, embolias o derrames cerebrales, o puede acelerar el latido del corazón y causar un ritmo irregular, lo que puede provocar la muerte súbita.
La cocaína puede acelerar el latido del corazón y causar un ritmo irregular, lo que puede provocar la muerte súbita.

Extasis


 



La MDMA es una droga ilegal que actúa como estimulante y como psicodélico, produciendo un efecto energético así como distorsiones del tiempo y de la percepción. MDMA es la abreviación para "3-4 metilenedioximetanfetamina". Los nombres de la calle para la MDMA incluyen "éxtasis", "Adán", "XTC", "droga del abrazo", "frijoles" y "droga del amor".

La MDMA o extasis puede:

·                               Producir náusea, escalofrío, sudoración, contractura involuntaria de los músculos de la mandíbula, calambres musculares y visión borrosa.
·                               Promover una fuerte actividad física durante largos períodos de tiempo que, si se combina con una capacidad cerebral deteriorada para regular la temperatura corporal, puede llevar a la hipertermia, es decir, a un alza marcada de la temperatura del cuerpo, que requiere pronta atención médica ya que puede llevar a una rápida degradación muscular, que a su vez puede provocar un fallo de los riñones.
·                               Reducir la eficacia del bombeo cardiaco, lo que es particularmente preocupante en momentos de mayor actividad física, complicando aún más los otros problemas.
Algunos estudios muestran que las personas que han usado MDMA periódicamente por largo tiempo experimentan perturbaciones en el estado de ánimo y en el sueño así como problemas de la memoria.







La heroína se procesa de la morfina que es el principal ingrediente activo del opio. Sus nombres más comunes en español son "pasta", "H", "polvo blanco", "junk" y "goma". En inglés es conocida como "smack", "H", "skag", "junk" y "black tar".


En años recientes, el uso de la heroína ha cambiado. Antes, el uso más común de la droga era por vía de inyección intravenosa, pero ahora los usuarios la inhalan, aspiran o fuman. A pesar de que la heroína pura ahora es más común, en las calles se vende "cortada" con otras drogas o con sustancias como el azúcar, almidón, leche en polvo o quinina. La gente que la compra usualmente no sabe ni la potencia de la droga ni las sustancias con las que se ha mezclado, lo cual aumenta el riesgo de una sobredosis o muerte.

La heroína puede:

·                               Causar enfermedades del hígado y de los riñones.
·                               Incrementar el riesgo de contraer infecciones como la hepatitis B y C y el VIH/SIDA al compartir los equipos de droga inyectable. También puede exponer a los usuarios de droga inyectable a infecciones bacterianas de los vasos sanguíneos y debilitar sus venas al llenarlas de cicatrices.
·                               Disminuir la respiración y el ritmo cardiaco.
Los usuarios de heroína corren el riesgo de contraer el VIH, la hepatitis C (VHC) y otras enfermedades infecciosas al compartir o volver a utilizar jeringuillas y otros aparatos para inyectarse las drogas, anteriormente usados por personas infectadas, o a través de contactos sexuales sin protección con personas que tienen estas enfermedades.


Las clases de medicamentos de prescripción que se abusan comúnmente incluyen los opioides, los depresores del sistema nervioso central que también se conocen como "sedantes" o "tranquilizantes" y los estimulantes.

Los opioides: a menudo recetados para tratar el dolor, producen somnolencia, náusea y estreñimiento. Si se toma una sola dosis excesiva de un opioide se corre el riesgo de una severa depresión respiratoria que puede conducir a la muerte.

Depresores del sistema nervioso central: recetados con frecuencia para tratar la ansiedad y los trastornos del sueño, reducen la actividad normal del cerebro. Debido a esto, cuando una persona deja de tomar estos medicamentos repentinamente, la actividad cerebral puede rebotar y acelerarse fuera de control, potencialmente resultando en convulsiones y otras consecuencias perjudiciales.

Estimulantes: prescritos para tratar la narcolepsia, los trastornos de déficit de atención (como el acompañado por la hiperactividad conocido como ADHD, por sus siglas en inglés), y el sobrepeso excesivo u obesidad. Estos medicamentos aumentan la presión arterial y la frecuencia cardiaca, contraen los vasos sanguíneos, aumentan la glucosa sanguínea y abren las vías del sistema respiratorio. Las dosis altas de estimulantes pueden resultar en un alza peligrosa de la temperatura corporal y un latido cardiaco irregular. También existe la posibilidad de un fallo cardiovascular o de convulsiones mortales.

Por esto, es importante asegurarse que los jóvenes en el hogar no tengan acceso fácil a los medicamentos de prescripción. Además, el uso a largo plazo de cualquiera de ellos puede llevar a la adicción.
"Los analgésicos como el Vicodín y el OxyContín son medicamentos sumamente fuertes para el control del dolor, pero deben ser tomados bajo estricta vigilancia médica. Cuando se usan indebidamente, estos mismos medicamentos pueden causar adicción ya que actúan en las mismas partes del cerebro que la heroína."

Nora D. Volkow, M.D., Directora, NIDA

Fuente: NIDA folleto juventud latina hable con sus hijos de las drogas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada